Del sueño a la Realidad...

Sueño que me despierto, veo las nubes detrás de los árboles, me levanto y atentamente observo el rostro reflejado en el espejo... preguntándome quién es la que está durmiendo.

jueves, 15 de diciembre de 2011

ALIENTO






Lo poco que he aprendido, es que la fracción más pequeña de la vida es un aliento.  Siento hoy, como muchos, que la vida en invierno se hace más pesada, desconozco si debe ser por causa de la humedad o quizás por el peso de las noches ensanchadas; pero noto ciertamente que en invierno el ruido de las cadenas del alma parece ser más estridente y, por más que uno quiera desentenderse, al final siempre acaba entrándonos el cierzo por un agujero u otro. 

… Y lo he dicho ya. No se nada de milagros, lo único que sé, con absoluta seguridad, es que la fracción más pequeña de la vida es un aliento. Por eso, cuando se me amontona la vida, las emociones me embisten, las circunstancias me sobrepasan, los pensamientos me atropellan y las dudas me enfilan sin guardar su turno… por un instante me detengo y respiro. Respiro tan hondo y profundamente como me permiten mis pulmones y cuando ya no cabe ni una pizca más de aire en mi organismo, lo retengo un instante, concentrándome pausadamente en el cerco ilusorio que suele parecerme seguro; entonces, humildemente, libre de egos y apegos lo suelto concienzudamente hasta la última gota, sintiéndome limpia y absolutamente vacía.

No respiro de modo altruista, sería falaz decir otra cosa, puesto que cuando ese aliento se ha ido y me ha llenado otro, el nuevo aliento me trae consciencia renovada; Los matices cambian, la vida fluye, el cielo es límpido, la lluvia cae de forma natural, las prisas aguardan, el futuro espera, la razón toma su sitio justo y mi corazón obtiene un milímetro de calma. Ciertamente sin ninguna garantía, ninguna respuesta, ningún camino se ilumina. 

El aliento consciencia, es como una máquina cosechadora entre el trigo, un paso imprescindible para saborear el pan de cada día.

martes, 13 de diciembre de 2011

EMOCIOMETRO

Queda poco para que se diluya por completo, ignoro cuanto, pero sé que tarde o temprano su cristal holográfico será tan minúsculo que apenas podré percibir su apariencia.

Sin embargo, aunque del todo se evaporara su ahora, siempre me quedaría intacta su presencia clara, la que deliberadamente intenta enmascarar detrás del cerco blindado de su área de seguridad. 

Quizás deje de existir más allá de mi consciencia, pero mientras mi aliento siga circulando en su eterno vaivén, vivirá siempre conmigo compartiendo mi adn emocional.

Si algo sé, es que si se trata de emoción hay un patrón de rasgos imprevisibles que mide las cumbres y sus volcanes, y en mi vida hay un seismo crónico, al que pertenece por entero su latido exacto, puntual y fiel a si mismo. Incomparable medida en la que habitan las llaves de los sueños marinos, tan desconocidos y mortíferos como los cantos de sirenas y tan reales como el tacto perenne de sus dedos sobre el semillero de mi vientre.

jueves, 24 de noviembre de 2011

USA PROTECTOR SOLAR


Señores y señoras: 

Usen protector solar. Si pudiera ofrecerles sólo un consejo para el futuro seria este. Usa protector solar. Los científicos han demostrado los beneficios del protector solar a largo plazo, mientras que los consejos que les voy a dar no tienen ninguna base confiable y se basan únicamente en mi experiencia. 

He aquí mis consejos: 

Disfruta de la fuerza y belleza de tu juventud. Hazme caso, nunca entenderás la fuerza y belleza de tu juventud hasta que se haya marchitado, pero créeme; dentro de veinte años, cuando mirando fotos te veas a ti mismo, verás como ahora no puedes ver cuántas posibilidades tenías ante ti y lo guapo que eras en realidad. No estás tan gordo como te imaginas. 

No te preocupes por el futuro, o preocúpate … pero sabiendo que hacerlo es tan efectivo como intentar resolver una ecuación de álgebra masticando chicle. Es probable que los problemas más serios que te surjan en la vida sean cosas que ni se te pasaron por la cabeza, de esas que te sorprenden un martes cualquiera a las cuatro de la tarde. 

Todos los días haz algo que te de miedo. Canta. No juegues con los corazones de los demás y no consientas que la gente juegue con el tuyo. Cepíllate los dientes. No pierdas el tiempo sintiendo celos. Unas veces irás ganando y otras perdiendo. La carrera es larga, y al final sólo compites contra ti mismo. Recuerda los elogios que recibas. Olvida los insultos, y si lo consigues dime cómo. Conserva las viejas cartas de amor. Tira los recibos viejos del banco. 

Estírate. No te sientas culpable si no sabes qué quieres hacer en la vida, las personas más interesantes que conozco no sabían lo que querían hacer con su vida a los veintidós años. Algunas de las personas más interesantes que conozco tampoco los saben a los cuarenta… 

Toma mucho calcio. Trata bien a tus rodillas, las echarás de menos cuando te fallen. Quizás te cases, quizás no. Quizás tengas hijos, quizás no. Quizás te divorcies a los cuarenta, quizás bailes el rock cuando celebres las bodas de platino. Hagas lo que hagas no te congratules demasiado, ni tampoco te censures. Siempre has optado por una cosa u otra, como el resto del mundo. 

Disfruta de tu cuerpo, úsalo de todas las maneras que puedas. No le tengas miedo ni te preocupes por lo que piensan los demás de él, es el mejor instrumento que tendrás jamás. Baila, aunque sólo sea en el salón de tu casa. Lee las instrucciones aunque no las sigas. No leas revistas de belleza, sólo harán que te sientas feo. 

Conoce a tus padres, nunca sabes cuándo se irán para siempre. Sé bueno con tus hermanos, son el mejor vínculo con tu pasado y los que probablemente seguirán contigo en el futuro. Entiende que los amigos vienen y se van, pero que hay unos pocos escogidos que debes conservar. Esfuérzate en no desvincularte de ciertos lugares y costumbres porque cuanto más mayor te hagas, más necesitarás a las personas que conociste cuando eras joven. 

Vive en una gran ciudad alguna vez, pero vete antes de endurecerte. Vive en el campo alguna vez, pero vete antes de ablandarte. Viaja. No te hagas demasiadas cosas en el pelo o cuando tengas cuarenta años parecerá el de alguien de ochenta y cinco. 

Ten cuidado con los consejos que compras y ten paciencia con quienes te los vendan, los consejos son una forma de nostalgia: ofrecerlos es una forma de rescatar el pasado del vertedero, sanearlo, pintar las partes feas y reciclarlo dándole más valor del que tienen. Pero créeme en lo del protector solar…

LOS MANDAMIENTOS DE GURDJIEFF







1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada
 instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.

2. Termina siempre lo que comenzaste.
3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.

4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
6. Trata a cada persona como si fuera un pariente 
cercano.

7. Ordena lo que has desordenado.

8. Aprende a recibir, agradece cada don.

9. Cesa de autodefinirte.

10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te
 robas a ti mismo.

11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.

12. No desees ser imitado.

13. Haz planes de trabajo y cúmplelos.

14. No ocupes demasiado espacio.

15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.

16. Si no la tienes, imita la fe.

17. No te dejes impresionar por personalidades
 fuertes.

18. No te apropies de nada ni de nadie.

19. Reparte equitativamente.
20. No seduzcas.
21. Come y duerme lo estrictamente necesario.

22. No hables de tus problemas personales.

23. No emitas juicios ni crÍticas cuando desconozcas
la mayor parte de los hechos.

24. No establezcas amistades inútiles.
25. No sigas modas.

26. No te vendas.
27. Respeta los contratos que has firmado.

28. Sé puntual.

29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.

30. Habla sólo lo necesario.

31. No pienses en los beneficios que te va a procurar
 tu obra.

32. Nunca amenaces.

33. Cumple tus promesas.

34. En una discusión ponte en el lugar del otro.

35. Admite que alguien te supere.

36. No elimines, sino transforma.

37. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo
que se camufla.

38. Ayuda al otro a ayudarse a si mismo.

39. Vence tus antipatías y acércate a las personas que
deseas rechazar.

40. No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo
 de ti.
41. Transforma tu orgullo en dignidad.

42. Transforma tu cólera en creatividad.

43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.

44. Transforma tu envidia en admiración por los
 valores del otro.

45. Transforma tu odio en caridad.

46. No te alabes ni te insultes.

47. Trata lo que no te pertenece como si te 
perteneciera.

48. No te quejes.

49. Desarrolla tu imaginación.

50. No des órdenes sólo por el placer de ser
obedecido.

51. Paga los servicios que te dan.

52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.

53. No trates de despertar en los otros emociones 
hacia ti como piedad, admiración, simpatía o complicidad.

54. No trates de distinguirte por tu apariencia.

55. Nunca contradigas, sólo calla.

56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.
57. Si ofendes a alguien, pídele perdón.

58. Si lo has ofendido públicamente, excúsate en 
público.

59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no
 insistas por orgullo en ese error y desiste de
 inmediato de tus propósitos.

60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho
 de que fuiste tú quien las enunció.
61. No conserves objetos inútiles.

62. No te adornes con ideas ajenas.

63. No te fotografíes junto a personajes famosos.

64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.

65. Nunca te definas por lo que posees.
66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad
 de cambiar.
67. Acepta que nada es tuyo.

68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o 
alguien, di sólo sus cualidades.

69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal
 considéralo tu maestro.

70. No mires con disimulo, mira fijamente.

71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio
 limitado que les impida invadir toda tu vida.

72. En el lugar en que habites consagra siempre un 
sitio a lo sagrado.

73. Cuando realices un servicio no resaltes tus 
esfuerzos.

74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con
 placer.

75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y hazlo.

76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que
 busque en otros lo que tú no puedes darle.

77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para
 contradecirlo y robarle la audiencia.

78. Vive de un dinero ganado por ti mismo.

79. No te jactes de aventuras amorosas.

80. No te vanaglories de tus debilidades.

81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.

82. Obtén para repartir.

83. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese
 diablo a meditar…

domingo, 20 de noviembre de 2011

CUANDO TODOS DUERMEN



Quedamos la noche y yo, acurrucadas mutuamente. Es fácil quedarse ovillada en el olvido de los miedos y dejar de sentir el frio tras los cristales dobles.

Ha habido noches distintas, donde el hielo derrapaba venganza fragmentando las venas en su desesperada huida del corazón caldera... ahora, en esta hora de sueño y poncho, el tiempo haciendo tablas ha ganado perdiéndose a si mismo.

Es un momento único, de los relamidos, porque parapetado de prisas se alisa y se calma desde dentro. Miro en cualquier dirección y la mirada flanqueada de consciencia sabe a renglón seguido del gozo de estar en si misma, observándome sin más religión que el silencio mío:.

El silencio es mi oro y las perlas que engarzan mi equilibrio, porque en el silencio hago mio el aliento y mientras respiro recorro la vida, satisfecha y tranquila, con el paso justo, el rumbo flexible y el corazón bañado de mieles y recuerdos que en él se anidan.

Es otoño y la energía se replega sobre si misma, dispuesta a cumplir su ciclo. Es otoño también entre mis cejas y voy poblando de hojarasca mi propia tierra, la piel se me eriza mientras aprendo a seguir la intuición de mi sonrisa y creo fácil, entre las manos, lo que pensando sesudamente me parecía utopía.

Hoy estamos la noche y yo cara a cara, en mutua compañía, yo cierro los ojos y le dejo hurgarme las cosquillas con disimulo, hasta que encuentra el pestillo de mis luces y mis circuitos delatan las viejas autovías de mi risa. Ella, reflejo mio se entretiene pintándome nubes entre las estrellas, para que descubra sendas vírgenes entre el vacío de ellas. 

Muy profundamente me contemplo en un momento de esos en los que me transparento y no consigo distinguir mi piel de la del resto de la enredadera, savia nutriendo el suelo con su propio esqueleto.

... y el resto... todo cuanto siento y todo cuanto veo es simplemente amor, no un amor desesperado que ciegamente tropieza en el tropel desbocado del pensamiento, sino el amor de unas manos que saben encontrarse, de un tranvía de besos interminable, de susurros dulces y de cómplices gestos...

...Sin prisas...El resto empieza cuando acaba esto.




viernes, 18 de noviembre de 2011

COMUNICACIÓN




Según Outa, la razón primordial por la que los Auténticos saben usar la telepatía es porque no mienten nunca. No utilizan siquiera una pequeña invención, ni una verdad a medias, ni una grosera afirmación falaz. No mienten en absoluto, de modo que no tienen nada que ocultar. Son gentes que no tienen miedo a abrir sus mentes para recibir, y que están dispuestas a darse información mutuamente. Outa me explicó cómo funcionaba. Si un niño de dos años, por ejemplo, viera a otro niño jugando con alguna cosa (una roca tal vez, tirada por una cuerda), y ese niño intentara quitarle el juguete al otro, inmediatamente notaría que las miradas de todos los adultos se volvían hacia él. Aprendería entonces que se conocía su propósito de coger algo sin permiso y que no se aceptaba. El segundo niño aprendería también a compartir, aprendería a no aferrarse a los objetos. Este niño ya habría disfrutado y almacenado el recuerdo de la diversión, de modo que sería la emoción de la felicidad lo que desearía y no el objeto. 

Los humanos estaban destinados a comunicarse mediante la telepatía. Las diferentes lenguas y los diversos alfabetos escritos son obstáculos que se eliminan cuando las personas utilizan la comunicación mental. Pero yo razonaba que eso jamás funcionaría en mi mundo, donde la gente roba a su empresa, defrauda a Hacienda y comete infidelidades. Mi gente no toleraría jamás una "mente abierta" en su sentido literal. Hay demasiados engaños, demasiado dolor, demasiada amargura que ocultar.



En cuanto a mí, ¿podía yo perdonar a todos los que consideraba que habían sido injustos conmigo? ¿Podía perdonarme a mí misma por todos los daños infligidos? Esperaba que algún día sería capaz de exponer mi mente, como los aborígenes, y quedarme mirando mientras otros examinaran abiertamente mis motivos.

Los auténticos no creen que la voz estuviera destinada al habla. Para hablar se utiliza el núcleo corazón-cabeza. Cuando se usa la voz para hablar, uno tiende a enredarse en pequeñas conversaciones innecesarias y menos espirituales. La voz está hecha para cantar, para loar y para sanar.

Me dijeron que todo el mundo tiene múltiples talentos y que todos podemos cantar. La cantante que hay en mi interior no desaparecerá, aunque yo no honre ese don porque crea que no se cantar.

Más tarde, durante el camino, cuando trabajaban conmigo para desarrollar mi comunicación mental, aprendí que mientras tuviera algo en el corazón o en la cabeza que siguiera creyendo necesario ocultar, no funcionaría. Tenía que pactar absolutamente con todo.

Tenía que aprender a perdonarme a mí misma y aprender del pasado, en lugar de juzgarme. Ellos me demostraron que lo fundamental era aceptarme, ser sincera y quererme a mí misma para obrar de igual manera con los demás.


Fragmento extraído de Las voces del desierto. Marlo Morgan









jueves, 13 de octubre de 2011

RECONOCIMENTO

En un solo vistazo formidable
descubre la gran mirada
lo que siempre ha sido
y luego juega a ver poco a poco
en la vasta llanura del tiempo
todos los puntos de vista
en un lento reconocimiento de ese instante
que es siempre nuestro instante
y el resto, es sólo olvido.

martes, 11 de octubre de 2011

RESPONSABILIDAD

En esta vida terrestre nos toca hacer lo que hay que hacer,
hacerlo cada día,  
no una vez al mes, 
ni por que sea Navidad o San Valentín, 
hay que hacer lo que hay que hacer 
cada día. 
Cada día un poquito, 
no mucho, 
tan solo lo que sincera y honestamente uno puede hacer 
si piensa que es lo único  que tiene que hacer en la vida, 
con eso ya es suficiente. 

jueves, 6 de octubre de 2011

A VECES LA VIDA TE DA EN LA CABEZA CON UN LADRILLO. (DESPIERTA)


CONFIANZA


No puedes conectar los puntos hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás.
Así que teneis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro.
Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma... lo que sea.
Porque creer que los puntos se uniran te darán la cofianza de confiar en tu corazón.
A veces la vida te da en la cabeza con un ladrillo.
La muerte es posiblemente el mejor invento de la vida.
Ten el coraje de seguir a tu corazón y tu intuición, ellos ya saben lo que tu quieres, todo lo demás es secundario.

miércoles, 5 de octubre de 2011

GENEROSIDAD


"No habrás vivido un día perfecto, aunque te hayas ganado un sueldo, si no has hecho algo por alguien que nunca será capaz de devolvértelo"
Rutz Smelter


Sin retorno el préstamo se convierte en concesión, damos, damos con la mano abierta, con el abrazo calado de compasión y con la mirada reposada en la serenidad del silencio.


Damos en verdad, autenticamente, sólo cuando nos damos, cuando nos entregamos sin miedo, ni espectativas. Es entonces, en ese momento vital en el que todo está abierto, en el que el universo se confabula con el tiempo, los hilos y los destinos, para que suceda lo que ha de ser.

Y no hay dador, ni receptor, somos uno... una sola unidad retronutriendose al compás de la vibrante melodía de la presencia pura.

domingo, 2 de octubre de 2011

MI CAMINO


Paso a paso,
día a día,
trecho a trecho,
me voy realizando,
así como la araña teje
desde si misma,
su tela.

martes, 27 de septiembre de 2011

LA GALERA DEL MIEDO


Clandestina subo sin remos a la galera, el timón rota sobre las cruces del viento y silenciosamente busco la misma madera de siempre, donde apear mis recelos.

Busco a través del tiempo un aliado donde mezclar desconsuelo y anhelo. Temo, perdida entre la bruma, que un percance surque la ola atravesada y entone la melodía marina de los sueños náufragos.

En el mar, todo me evoca aquel paraje donde acuden los sueños que crecían en la enredadera blanca, libre de imperfección y ecos.  Cierro los ojos y me sumerjo en el dolor atragantado, en el martirio largo y en la astenia.

Todo se cubre de distancia y vacío. La soledad mora en mi vientre y yo, atea y mártir, subo el engendro hasta mis ojos vertebrados de memorias. Cae un torrente de lluvia helada que me recorre visceralmente, huelo la sal y la congoja y presiento el puerto iluso de mis desvelos… a contracorriente.

Nada  interpone mis miedos. Vienen cual bandada de estorninos sobre los cielos metálicos y yo, aferrada e inconsciente aún, guardo entre mis dedos aquel vuelo libre de palomas inmaculadas  en el cofre oxidado.

Lucho, lucho y naufrago cada segundo, en un eterno desafío. La razón no excusa la potencia de mi conmoción. No hay lógica que resista el frío que habita en mi brújula desorientada.

Así, desnuda de mi misma, me dejo llevar por la deriva hacia donde el azul, disipe la calima y abra un rumbo hacia lo primero y lo único. La muerte y la derrota son catanas ligeras amputando arrestos, pero no todo… todo no… aún no. Aún varada, sigo persiguiendo en espiral, los sueños plateados de mi primera visión.

lunes, 26 de septiembre de 2011

EL PASO.

Hay muchas maneras de vivir, hay quien vive la vida sentado debajo de la higuera contemplando el pasar de las nubes, hay a quien le da por viajar y coleccionar pegatinas en una maleta, hay quien decide inventarse un mundo a medida, hay quien vive mil vidas virtuales tras un ordenador.

Yo confieso que he renacido en una sucesión de vidas, hasta ahora debo aclarar que nunca se me dio demasiado bien andar al paso, pero ahora me doy cuenta de que el paso es decisivo. 

Solo se puede dar un paso cada vez, y cada paso que das te confiere movilidad, te mueves, cada paso que das te cambia de lugar, cada paso que das te cambia la perspectiva, el paisaje muta... la vida avanza.

Sinceramente se que no puedo decir que me aguardará en el camino, pero puedo asegurar que he encontrado mi paso, mi propio paso, el paso que andando me lleva al camino.  Lo que el camino me trae al paso siempre es nuevo, a veces familiar, a veces conocido, pero siempre distinto. No sé donde llegaré, ni que encontraré, ni con quien pueda cruzarme... Pero sé que cada paso que doy, lo doy con amor y consciencia.

Cada paso, paso a paso.

Cada paso que doy lo doy con consciencia,  porque he aprendido a mirar al horizonte y así, paso a paso mi alma está creciendo.

Cada paso que doy lo doy con amor, porque tengo el corazón agradecido, agradecido y pleno por la simple oportunidad que supone estar vivo. Por eso la forma en que amo, ya no se formula con complejas fórmulas quimicas, ni se enreda en tormentosas imaginerías, el amor que tengo es más simple, amo con los pies, con el pequeño acto, estando ahí cuando hay que estarlo, calentando un caldito, sacando la basura, preparando el desayuno, regalando un masajito, leyendo en voz alta, compartiendo un café.

Mi amor no es un amor de proyectos, ni de memorias, el amor que gasto es el de las suelas roidas, el que no se da por vencido y se levanta como Lázaro, milagrosamente en los infortunios.

Minuto a minuto, paso a paso, descubro la maravillosa aventura del camino.


Por eso ahí ando, caminando... gerundio en presencia pura.

viernes, 23 de septiembre de 2011

LIBERTAD




Interpondré un recurso
que revoque mis deberes y enmiende
libremente mis alas descosidas,
Voy a confiscar con carácter retroactivo
mis desastres naturales, para que no quede
fractura, ni saldos en mis bolsillos.

Amo, te amo y me amo con poesía,
no un poema cabizbajo que ama de corrido
de memoria y por inercia, no hago eso,
amo siempre en fresco,
no me impongo por montera mil ideales,
me basta con una sola idea oportuna justo a tiempo,
vuelco el cielo cuando me hacen falta las estrellas,
disfruto  de cada uno de mis pasos, sin ir más lejos.

Cojo de imprevisto mi sonrisa con descaro,
juego con ella, calzándola, como calzan los niños
los zapatos de los mayores sin pedir permiso.
Dejo a mis ojos que hablen y a mis dedos que exploren
 los misterios que sostienen siempre en marcha
 el motor de mi curiosidad infatigable,
dejo el plural y futuro siempre abierto
Porque soy libre y sólo vivo… amando.

AQUI Y AHORA

Cada nuevo día aprendo algo, cada día algo nuevo se produce y ahí estoy, dispuesta a atraparlo con toda la atención. Así, todos los días se vuelven sorprendentes y de algún modo extraordinarios, pues cada día es una lección… Cada uno de los días que amanece es una oportunidad.

 Cuando dejamos de enfocar nuestro destino, cuando dejamos de proyectar nuestro pasado y simplemente seguimos con atención cada uno de nuestros pasos, todos los caminos se vuelven nuevos y maravillosos, a veces no nos llevan a ningún lado, pero eso no es relevante, lo verdaderamente relevante es que tanto los aciertos como los errores conforman la totalidad de la vida.

No hace falta que nos suceda nada trascendente, pues cualquier cosa vista con suficiente atención nos resulta novedosa e incluso se vuelve trascendental.

Tenemos que ser valientes y estar verdaderamente presentes, para detectar que todo lo que ocurre se haya dentro de nosotros y que las circunstancias que configuran la existencia, no son más que posibilidades abiertas para ir descubriendo nuestro propio ser interior. Con cada nueva circunstancia se nos abre una nueva puerta interior, aprendemos, experimentamos, jugamos y avanzamos, es este proceso la verdadera clave en la que brota la verdadera plenitud del ser.

Si tomamos cada día como una nueva oportunidad, inmediatamente el aburrimiento desaparece de nuestra vida, tanto los aciertos como los errores son constructivos, tanto la felicidad, como el dolor son aprendizaje, pues en el fondo toda experiencia tiene en esencia la naturaleza de nuestro auténtico ser. Así, poco a poco dejamos de buscar y empiezamos a caminar, a ver con ojos nuevos, a vivir con una paz libre de expectativas y miedos.

Poco a poco empezamos también a recoger los frutos de la vida, sabiendo que la cosecha es flujo, que existen las estaciones y los ciclos, que todo pasa, lo bueno y lo malo, todo, incluso esto pasará, así que hay que estar presente en todo caso, con total atención, una atención que va mucho más allá del pensamiento.

Eso, no la búsqueda en si, es la verdadera espiritualidad.

No hay nada afuera que consiga penetrarnos, si no hemos conseguido primero descubrirlo todo adentro de nosotros mismos. Por eso, siempre que busquemos algo, debemos mirar primero en nuestro interior, tal y como lo hallemos, lo veremos afuera por todas partes. Parece magia, parece un milagro pero no es más que la sinergia entre el todo y la parte.

Es así de sencillo. Todo es en realidad, sencillo si lo podemos ver con los ojos de la consciencia y el amor.

sábado, 17 de septiembre de 2011

EL PODER DEL AMOR

El auténtico poder del amor es el poder de  transformarnos.

martes, 13 de septiembre de 2011

CONFORT



Traicioné mi soledad con tus recuerdos,
-cruzaron la frontera de incógnito
en silente paso-.
Llegaste cansado y hambriento,
puse la olla al fuego,
abrí el chorro tibio de mi amparo,
sacudí el polvo de tu partida
mientras caía el mantel sobre la mesa.
No puedo negarte tu casa,
moras a tu libre albedrío
en mi corazón de pájaro,
y yo,
que vuelo siempre en post
de horizontes más lejanos
recojo mis alas en tus brazos,
y tú,
vuelves la mirada mientras descanso
a sabiendas que no hay paso más elevado
ni cerro más alto que me sea habitable,
y… entre tu tierra,
broto en el verde y agua de tu voz ,
tu consciencia estirada y el paso inequívoco
que damos  uno y no dos.
–al unísono-

sábado, 10 de septiembre de 2011

VENCIDO, VENCEDOR O AIROSO

 
 
He centrifugado tus palabras,
para que no se mezclaran los colores,
con los blancos y haciendo eso
se me ha descolorido la sonrisa.
He adulterado mis principios,
por recoger tu desorden con mis oídos
y cuando ya nada queda que oír,
ni añadir…
Te atreves, con inocente tono
a calificar mis gestos últimos,
a maltratar con mofa
todo aquello en lo que creo.
No es que duelan tus palabras,
que lo hacen a menudo,
lo que cala más amargamente
es saberte encogido, saturado y vapuleado
por la novedad que resulta ser
que el corazón haga extraños sonidos,
se encoja y pegue alaridos.
Resulta para ti nuevo a tus años,
desbordarse, encogerse el aliento,
sentir que no hay aire;
Sigues buscando respuestas
en el mismo pozo
del que manan tus preguntas y tus dilemas,
sigues, sin saber que no hay nada que entender,
solo queda pasarlo,
dejar que caigan por maduras las cosechas
y rezar para que antes,
no caigan piedras heladas de los cielos,
ni arrasen las plagas tardías.

Ya no sé de que modo
ni con que arte decirte,
que todo es tiempo,
que sin ser lo que quisiera
te sigo escuchando,
aunque tus descalabros
me abran brechas nuevas
en mis antiguas heridas.
No sé que daría
por abrazarte largamente…
hasta desgastar tus dudas razonables
y tus miedos párvulos e innecesarios,
hasta cesar la angustia,
recobrar el calor y formular una sonrisa.
Ya no sabes lo que antes
era más que evidente.
En la guerra de tus instintos
yo soy a la vez bandera y  objetivo,
en cambio has vendido todos tus cañones
y ahora usas piedras en vez de herramientas.
¡Ya no te entiendo!
ya no te veo, ni te encuentro por ningún lado.
Tengo el frío agarrado y el alma amartilla
la espoleta de mi silencio.
El silencio en el que recojo mis lagrimas
y me aprovisiono de fuerzas.

El tiempo hablará por los dos,
a su manera indiscutible,
con la verdad transversal,
entonces,
cada uno recogerá lo que le parezca
y configurará una historia donde salir,
como en todo buen final,
al menos airoso.

PERTENENCIA

Todo ser tiene una doble función. Como un todo independiente por un lado y, como parte de un orden superior, por otro. Para poder desempeñar su tarea como parte de este orden superior todas las unidades poseen la aspiración y la fuerza de alcanzar su plena potencialidad.  Se manifiesta así, como revelación metafísica, la obligación de cada individuo de trabajar en sí mismo, en el perfeccionamiento de las capacidades recibidas, en la ampliación de su consciencia, a fin de cumplir con su destino total, ya en su tarea como ser espiritual, a la vez que integrante de la creación.

Si en este destino se incluye la felicidad como objetivo último… y la felicidad supone como requisito la seguridad y la pertenencia, entonces bastaría con evolucionar hacia la felicidad de una existencia luminosa, plenamente consciente, vivida en libertad y autorresponsabilidad.





Porque nos partió Dios por la mitad
vamos dejando medias suelas
en las huellas.
Porque nos partió Dios por la mitad
vagamos tuertos, cojos
e incompletos.

viernes, 9 de septiembre de 2011

POR TODO Y POR NADA

Por verte reverdecer
aunque sólo fuera un invierno a destiempo,
por ese flechazo que cruzamos
de miradas que se entienden sin que intermedie nada.

Por haber aprendido que todo tiene el que todo da,
aún no teniendo nada y perdiendo siempre.

Por que tus letras inspiran aún en la más dilatada de las ausencias
a mis letras a encontrarse incluso en los desencuentros contigo.

Porque tu ojo llevo clavado en mi ojo
y tu palabra me dice lo que nunca supe callar.

Por cruzarte conmigo aún sin permiso,
por encontrarle un sentido a todo más allá de lo razonable.

Por ir y por volver, por estar sin ser,
por lo que dejaste y por lo que queda.

Por todo y por nada, por eso,
por eso son estas letras que absurdamente escribo
para que te acompañen de lejos.

Porque sé que las gastas y las empleas en abrigos,
en tiempos de calores raídos,
porque sé que la vida te empuja rabiosamente
a otros lugares fuera de mis encierros,
porque eres libre y libre te quiero
cuando vas y cuando vienes.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

SOLO TE PIDO.



 
Guarda tantos misterios
como te sean necesarios,
mas nunca me mientas.

Deja que el silencio oculte
tras su férrea capa lo sagrado,
que ni el tiempo, ni las voces del viento
surquen tus secretos,
mas nunca me finjas.

No digas nada, calla y guarda,
deja que sea el paso en su hondonada
el que esculpa sobre la piel de mis parpados
la tunda negra que tus labios callan,
mas nunca me engañes.
¡Que la palabra está compuesta
de guadañas y negras coplas,
y no quiero falsas intenciones,
ni armisticios que suspendan
el curso natural de nuestra marcha!

Deja sometida a la sombra
la ignominia malsana de la falsa esperanza,
grillete con el que no oso cruzar
ni cortésmente mi saludo.

Que la ignorancia perdure,
que se dilate la distancia
y que el olvido barra tu nombre,
pero… que ni una sola
de tus intenciones conmigo
sea fractal recurrido o falacia.